BIM Europa (fecha de nacimiento, 15 de enero de 2014)

Esta fecha se inscribirá con letras de ladrillos y mortero (en vez de oro como habitualmente se dice) en los anales de la historia de la construcción. El único sector que mira de reojo la industrialización y la mejora de sus productos se encuentra ahora ante su puesta al día por completo.

Se trata del sector de la construcción. Un sector que utiliza el mismo componente para hacer su producción desde hace 11.000 años: el ladrillo cerámico. Se ha dicho muchas veces que el sector de la construcción hace pagar sus productos (hechos con arcilla) a precio de oro y ha sido una de las causas de la crisis originada en el 2006 y que las hipotecas subprime de los EEUU la hicieron extender de forma global.

Si ya la Biblia hablaba de las plagas de siete años, ahora siete años después del inicio de la crisis, Europa pone en marcha un plan para cambiar radicalmente el proceso por el cual se harán las contrataciones y licitaciones de la obra pública (y probablemente afectará también a la manera en que la construcción privada también contratará en el futuro).

El Parlamento Europeo, el día 15 de enero de este año, actualizó las reglas de juego introduciendo consideraciones sociales, ambientales y de innovación cuando se hace un contrato público (http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-14-20_en.htm).

 

Bim and EU from WITSInstitute

En términos de peso económico, el sector de la construcción equivale a 16 veces el mercado automovilístico y 300 veces el mercado aeronáutico; por lo tanto, incidir en él, tiene una repercusión importante. De hecho el Parlamento Europeo votó dos directivas –la contratación pública y la aprobación de concesiones- que fueron acordadas el mes de junio de 2013 en el Consejo de Ministros.

El objetivo de la reforma está claro: abrir los concursos públicos a empresas más pequeñas y alentar a las administraciones públicas para que puedan proveer los mejores servicios a sus clientes, los que pagan impuestos y tasas, o sea los conciudadanos de sus países, regiones y ciudades.

Las nuevas medidas se han aprobado para promover el que se conoce como “value for money”, a través de la transparencia de los procesos y de su contabilidad cuando a la administración ha de proveer bienes y servicios.

Ya no se tratará simplemente de aceptar el precio más barato, se tratará de ser eficientes y de actuar de forma inteligente. Y por eso serán necesarios estándares comunes donde los criterios de calidad y de sostenibilidad (aspectos sociales, consideraciones ambientales) puedan ser tenidos en cuenta en el MEAT, acrónimo que responde a Most Economically Advantageous Tender”). Las nuevas reglas se basan en la simplificación, la flexibilidad y la certeza legal para poder erradicar las prácticas habituales del sector en cuestión de corrupción y nepotismo.

Se ha trabajado para dividir los gigantescos contratos de las grandes obras para que cualquier empresa pueda acceder a hacer un lote más pequeño y esto tiene que ayudar a cambiar el mapa de la industria en Europa transformándola en más ágil y flexible. Es una apuesta para mejorar la economía y para ayudar a la pequeña y mediana empresa –la que crea más puestos de trabajo- en Europa.

Desde 2011 se ha estado trabajando en esta directiva, una directiva que debía de alinear el sector de la construcción con los objetivos del Europa 2020 (http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2010:2020:FIN:EN:PDF) –una Europa con un crecimiento más smart, más sostenible y más inclusivo- y que era uno de los 12 puntos que componían el nuevo mercado único, conocido como Single Market Act (http://europa.eu/rapid/press-release_IP-11-469_en.htm).

Una directiva fundamental para el sector, una directiva fundamental para Europa, una directiva (http://ec.europa.eu/internal_market/publicprocurement/index_en.htm) basada en la utilización del BIM (Building Information Modelling) y del VDC (Virtual Design and Construction).

crossrail

TIMELINE:

  • Marzo 2014: Entrada en vigor de la nueva directiva de contratación pública
  • Los Estados miembros pondrán en vigor las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a la Directiva dentro de 24 meses después de su entrada en vigor (http://ec.europa.eu/internal_market/publicprocurement/modernising_rules/reform_proposals/index_en.htm). Para la total ejecución de la contratación electrónicamente, los Estados miembros podrán ampliar este plazo por un máximo de 30 meses.

Por eso, el European BIM Summit tiene todo el sentido del mundo. Las empresas, los profesionales, los técnicos, las universidades, las administraciones tienen ahora solamente 15 meses para adaptarse a esta directiva. Y el tiempo pasa volando…

Bienvenido al EBS’15 en Barcelona los próximos 12 y 13 de febrero.